Los efectos de la legalización de las drogas

En algunos estados de Estados Unidos como Colorado, Washington, Oregon o Alaska se ha legalizado la producción y el consumo de cannabis recreativo, en otros muchos está legalizado el uso “medicinal”. Por otro lado, otras jurisdicciones como el Distrito de Columbia se ha votado a favor de la legalización con un 70%, aunque esto puede que sea parado por el congreso.

Se lleva ya algún tiempo la puesta en práctica. Unos de los principales motivos que se dan es que la legalización del cannabis reduciría el narcotráfico y los problemas que esto acarrea. Ya ha pasado un tiempo desde que se empezó a legalizar el cannabis ¿está sucediendo lo esperado?..

Ilustración Paul Rivera

Grown in América


Entre el 40 y el 70% de la marihuana consumida en Estados Unidos se importa (ilegalmente) desde México. Pero, esto está cambiando. Para empezar los americanos están comprando más droga “Grown in America” que antes, mientras que se está dejando de importar marihuana desde México. Los consumidores estadounidenses prefieren la local, a pesar de ser más cara. El porcentaje de THC en las plantas cultivadas en invernaderos de alta tecnología es más alto.

También han bajado los precios que reciben los productores mexicanos, si antes recibían entre 60 y 90 dólares el kilo, ahora reciben entre 30 y 40. Si los precios siguen bajando es bastante probable que muchos de estos productores tendrán que dejarlo, ya que su cultivo sigue siendo ilegal en los Estados Unidos de México.

De hecho existe un informe del Instituto Mexicano de la Competitividad que entre otras cosas dice que los cárteles disminuirán sus ingresos si se sigue legalizando en Estados Unidos. Se habla de que este puede ser el mayor golpe estructural al narcotráfico mexicano desde la llegada de la cocaína en los años 80.

Algunos cárteles ya están cambiando y dedicándose a otras drogas más rentables, la cocaína, la heroína o las metanfetaminas (no todo es producción local a lo Breaking Bad). El negocio es relativamente parecido y quieren diversificar ingresos.

El río puede invertir el curso


Roberto Saviano comenta en su libro CeroCeroCero, que existe un río invisible que transporta cocaína desde los países productores a los consumidores. Bien, es posible que el río del cannabis esté cambiando su curso. Pero no porque la produccion vaya hacia otro lado, sino porque siga el camino opuesto.

Según afirma la DEA, los narcotraficantes están trabajando en llevar marihuana de los Estados Unidos a México. La calidad es superior y se han dado cuenta de que pueden venderla en México como un producto “premium”


¿Y en España?


Se ha defendido desde este blog en repetidas ocasiones la legalización de las drogas. Para empezar por lo hipócrita que es contabilizarlas en el PIB pero no considerarlas legales. Así que tenemos personas que optan por intoxicarse por sustancias que, al contrario que el alcohol y el tabaco, no pagan impuestos.
Como mínimo, como ya hemos comentado, es necesario replantear la estrategia que se ha estado siguiendo. No se ha abierto un debate serio sobre la legalización de las drogas. Parece que el impacto puede ser más interesante que acabar con el narcotráfico e incrementar la recaudación, sino que existe la posibilidad de competir en un producto demandado por buena parte de la población, incluso de exportarlo (a jurisdicciones donde sea legal, no nos vayamos a malinterpretar).