sábado, 31 de agosto de 2013

Los doce productos más terribles creados por Monsanto, incluyendo la Bomba Atómica

Para muchos es "paranoico" e incluso "caricaturesco" señalar a la Corporación Monsanto de la familia Rothschild como el "Imperio del Mal", sin embargo una breve revisión histórica expone como sembró y cosechó miseria durante el transcurso de un siglo. Aspartamo, DDT, Agente Naranja, Armas Nucleares, PCB, la hormona de Crecimiento Bovino, etc.




Cuando usted reflexiona por un momento sobre los productos desarrollados por Monsanto, ¿qué encuentra? Esta es una lista certificada por organismos legales mundiales, describiendo doce creaciones que Monsanto lanzó al mercado:
 
1. Sacarina. John Francisco Queeny fundó "Monsanto Chemical Works", con el objetivo de producir sacarina para Coca-Cola. Estudios realizados durante la década de 1970 mostraron que este químico produce cáncer en ratas y otros mamíferos de prueba.  Sin embargo, tras descubrir que causa el mismo efecto en humanos, Monsanto sobornó a médicos e instituciones para seguir comercializándola.

2. PCBs. Durante la década de 1920, Monsanto comenzó a expandir su producción química mediante bifenilos policlorados (PCB), para producir fluidos refrigerantes de transformadores eléctricos y motores. Cincuenta años después, la EPA publicó un informe citando a los PCBs como causantes de cáncer en animales, con pruebas adicionales indicando que produce cáncer en seres humanos. Casi 30 años después los PCBs fueron prohibidos en EE.UU., este químico sigue apareciendo en la sangre de las mujeres embarazadas, como se informó en un estudio de 2011. En muchas áreas de Argentina se sigue utilizando PCBs.

3. Poliestireno. En 1941, Monsanto comenzó a enfocarse en plásticos y el poliestireno sintético, que todavía es ampliamente utilizado para envasar alimentos. El poliestireno fue clasificado quinto en la lista de 1980 de la EPA, donde se enumeran productos químicos cuya producción genera los residuos más peligrosos. Al estar en los envases de comida ingerimos poliestireno (efecto de migración), que causa depresión, cáncer y daños a los nervios. Los vasos y recipientes hechos de éste material sintético son difíciles de reciclar. Deben ser derretidos utilizando un equipo adecuado que la mayoría de los centros de reciclaje no poseen. Dentro de 1000 años, la bandeja de carne que usted compró en Carrefour o Wall-Mart seguirá existiendo en alguna parte del planeta. Es fatal para la vida marina: Flota en la superficie del océano, se descompone en pequeñas esferas que los animales comen. Las tortugas de mar, por ejemplo, pierden su capacidad de sumergirse y mueren de hambre.

4. Bomba Atómica y armas nucleares. Poco después de ser adquirida por Thomas and Hochwalt Laboratories, la corporación Monsanto se convirtió en una división de su Central Research Department. Entre 1943 y 1945, este departamento coordinó esfuerzos de producción clave con Manhattan Project. Lea sobre el mayor accidente industrial de Norteamérica.
http://www.nuevosiglo.com/desastre-en-texas-city/

5. DDT. En 1944, Monsanto empezó a fabricar el insecticida DDT, con la excusa de combatir a los mosquitos "transmisores de malaria". En 1972, el DDT fue prohibido en EE.UU. - Sus efectos adversos para la salud humana incluyen infertilidad,  fallos en el desarrollo, destrucción del sistema inmunológico, muerte. El DDT impide al andrógeno unirse con su receptor, bloqueando, por lo tanto, al andrógeno para conducir un normal desarrollo sexual, dando lugar a anormalidades. Durante un experimento llevado a cabo en el Mar Caspio (Mediterráneo), el DDT a una concentración de 1 ppb redujo la población de peces hasta un 50%. El transporte atmosférico de largo de esta sustancia afecta actualmente a todos los seres vivos del planeta. Fue detectado en el aire del Ártico, terreno, hielo y nieve y virtualmente en todos los niveles de la cadena alimentaria mundial. Los sedimentos del fondo en lagos y los lechos de los ríos actúan como reservas para el DDT y sus metabolitos. Todos los bebés humanos nacen con DDT en la sangre.

6. Dioxinas.  En 1945, Monsanto comenzó a promover el uso de pesticidas químicos en la agricultura con la fabricación del herbicida 2,4,5-T (uno de los precursores de agente naranja), que contiene dioxina. Las dioxinas son un grupo de compuestos químicamente relacionados que se conocen como los "Doce del patíbulo" - Son contaminantes ambientales persistentes que se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales. Durante décadas, desde que fue desarrollado por primera vez, Monsanto fue acusada de encubrimiento o no informar sobre la contaminación por dioxinas en una amplia gama de sus productos.

7. Agent Orange.  Durante la década de 1960, Monsanto fue el principal fabricante de Agente Naranja, un herbicida / defoliante utilizado como arma química en la guerra de Vietnam. La fórmula de Monsanto tenía niveles de dioxinas mucho mayores que el Agente Naranja producido por Dow Chemicals, el otro fabricante (por lo que Monsanto fue el acusado clave en la demanda presentada por veteranos de la guerra en los Estados Unidos). Como resultado del uso de Agente Naranja, Vietnam estima que más de 400.000 personas fueron asesinadas o mutiladas, 500.000 niños nacieron con defectos de nacimiento, y un máximo de 1 millón de personas quedaron discapacitadas o sufrieron problemas de salud, por no hablar de los efectos a largo plazo que lesionaron a más de 3 millones de soldados americanos y sus descendientes. Memos internos de Monsanto muestran que la corporación conocía perfectamente los problemas de contaminación por dioxinas del Agente Naranja cuando vendió el producto al gobierno de EE.UU. (para su uso en Vietnam). Sin embargo, la "Justicia" norteamericana permitió a Monsanto y Dow apelar y recibir protección financiera por parte del gobierno, ignorando a los veteranos que buscan compensación por haber sido expuestos al Agente Naranja.
Recién en el año 2012, 50 años más tarde del rociamiento con Agente Naranja, comenzaron algunos esfuerzos por limpiarlo. Mientras tanto, el legado de Monsanto para las generaciones futuras se traduce nacimientos de niños deformes, que continuarán durante las próximas décadas. ¿Piensa que no puede suceder aquí? Varios cultivos argentinos son modificados genéticamente para resistir un herbicida hecho con el principal componente del Agente Naranja (2,4-D), con el fin de luchar contra las "súper malas hierbas" desarrolladas por el RoundUp. Estos químicos persisten en los alimentos hasta llegar a las góndolas del supermercado y más tarde a su estomago.

8. Abono a base de petróleo. En 1955, Monsanto empezó con la fabricación de "fertilizantes" a base de petróleo, luego de comprar una refinería petrolera. Los "fertilizantes" a base de petróleo matan microorganismos benéficos del suelo esterilizando la tierra y creando dependencia, es como una adicción a los sustitutos artificiales. Dado el creciente precio del petroleo no parece una opción demasiado económica ni prospera...

9. RoundUp. Durante la década de 1970 Monsanto fundó su división Agricultural Chemicals, para producir herbicidas, y uno en particular: RoundUp (glifosato). La propaganda de Monsanto es que puede erradicar "las malezas" un día para el otro. Por supuesto los agricultores lo adoptaron de inmediato. La utilización de este químico aumentó cuando Monsanto introdujo las semillas "RoundUp Ready" (resistentes al glifosato), lo que permite a los agricultores a saturar el campo con herbicidas sin matar estos cultivos (transgénicos). Monsanto es una corporación muy poderosa, como lo demostró recientemente haciendo firmar a Obama un Acta de Protección para sus crímenes. Y aunque el glifosato inicialmente fue aprobado por organismos reguladores de todo el mundo, y es ampliamente utilizado en Argentina y Estados Unidos, más tarde fue prácticamente erradicado de Europa. El RoundUp fue hallado en muestras de aguas subterránea, así como en el suelo, y el mar, e incluso en las corrientes de aire y las lluvias. Pero por sobre todo en alimentos.
Es el causante de la desaparición de abejas, y produce malformaciones, infertilidad, cáncer y destrucción del sistema inmunológico. Los estudios independientes demostraron efectos sobre la salud consistentemente negativos que van desde tumores y función orgánica alterada, hasta muerte por intoxicación.
El RoundUp es Agente Naranja con distinto nombre.

10. El aspartame (NutraSweet / Equal). Fue descubierto accidentalmente durante una investigación sobre hormonas gastrointestinales. Se trata de un producto químico dulce que en primera instancia, mató a un mono bebé y dejó a otros 5 dañados gravemente (sobre un total de 7 monos), en un ensayo clínico realizado para que la FDA apruebe el Aspartame. ¡Y la FDA lo hizo! (1974). En 1985, Monsanto adquirió la empresa que fabricaba aspartame (GD Searle) y comenzó a comercializar el producto rebautizándolo NutraSweet. Veinte años más tarde, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. publicó un informe que enumera 94 problemas de salud causados por el aspartamo.

11. Hormona de Crecimiento Bovino (rBGH). Esta hormona modificada genéticamente fue desarrollada por Monsanto para ser inyectada en las vacas lecheras y aumentar la producción de leche cuando no hay escasez de leche. Las vacas sometidas a rBGH sufren un dolor insoportable debido a la inflamación de las ubres, y mastitis. El pus de la infección resultante entra en el suministro de leche que requiere el uso de antibióticos adicionales. La leche rBGH produce cáncer de mama, cáncer de colon, y cáncer de próstata en seres humanos. Lea: La leche argentina produce cáncer de colon, mamas y próstata: http://www.bolsonweb.com.ar/diariobolson/detalle.php?id_noticia=25613

12. Cultivos Genéticamente Modificados OGM / GMO / GM. A principios de la década de 1990, Monsanto comenzó el "empalme" de genes de maíz, algodón, soja y canola. Utilizó ADN de fuentes extrañas para lograr dos características principalmente: Un pesticida generado internamente, y resistencia al herbicida RoundUp de Monsanto. En otras palabras, las plantas envenenan y matan a los insectos y mamíferos que las devoran,l y, resisten el agroquimico (pariente del Agente Naranja) RoundUp que persiste en ellas incluso tras su procesamiento hasta llegar al consumidor.
Por supuesto la transgénesis se ha extendido. Papas, frutillas, manzanas, tomates, lechuga, tabaco, peras, sandías. TODO tiene su versión OGM.
Pese a las décadas de propaganda diciendo que los cultivos genéticamente modificados podrían alimentar al mundo, que tendrían más nutrientes, resistencia a la sequía, o mayor rendimiento, ninguna de esas promesas se cumplió. Los cultivos GM no alimentan al mundo, causan cáncer. No tienen más nutrientes, de hecho no alcanzan ni un 10 % de los nutrientes de los cultivos orgánicos. No resisten a la sequía. No brindan mayor rendimiento sino menor rendimiento, mientras encarecen la producción. La mayoría de las ganancias de Monsanto provienen de las semillas diseñadas para tolerar el RoundUp, este diseño transforma a los "alimentos" en armas mortales para la humanidad. Los ingresos de Monsanto aumentan constantemente ya que los agricultores se ven obligados a usar más y más químicos debido a la proliferación de super malezas que evolucionan desarrollando resistencia al RoundUp.
 
Monsanto y los medios de comunicación masivos ocultan que el Amaranto orgánico era el verdadero alimento proyectado para la humanidad del futuro. Cura el cáncer, lo previene, es el cereal más nutritivo del planeta y fue la primera planta en germinar en el espacio. Tal es así que los astronautas de la NASA utilizan amaranto para mantenerse saludables y no soja.
 
Al igual que durante los primeros días de los PCB, el DDT, o el Agente Naranja, Monsanto ha engañado y sobornado con éxito a los organismos públicos y reguladores generales implantando la creencia de que el RoundUp y los cultivos modificados genéticamente son beneficiosos y "seguros".
Sin embargo Monsanto tuvo que ordenar a Obama que firmara una Ley en salvaguarda de la corporación para defenderse de las denuncias y demandas producto de 100 años de nuevos estudios que demuestran los efectos negativos e impactos ambientales de los OGM. Monsanto ataca dichos estudios científicos mediante medios de comunicación masivos controlados, denigrando e ignorando a las organizaciones independientes, y científicos honestos. Pero además, Monsanto cuenta con asociaciones industriales, blogs, científicos sobornados, "ciencia independiente" falsa y todo tipo de herramientas que a su vez, los mismos medios de comunicación corruptos patrocinan, sumado a cientos de miles de artículos de relaciones públicas "privadas" realizados por empresas que con frecuencia fueron fundadas, son financiadas y mantenidas por Monsanto.
 
La FDA respalda enfáticamente a Monsanto, ya que comparte funcionarios con Monsanto mediante el fenómeno "Puertas Giratorias". En el gráfico elaborado por Millones contra Monsanto puede ver algunos ex vicepresidentes de Monsanto y abogados de la firma que más tarde ocuparon cargos en la FDA. Y no se olvide de Clarence Thomas, el ex abogado de Monsanto, que siendo juez de la Corte Suprema de Justicia, falló a favor de Monsanto en cada caso presentado.
http://gmoawareness.files.wordpress.com/2011/05/monsanto-fda.png

13. Un producto extra para este informe: Las semillas Terminator. A finales de 1990, Monsanto desarrolló tecnología para producir granos estériles incapaces de germinar. Estas "semillas Terminator" obligarían a los agricultores a comprar semillas de Monsanto cada año,  en lugar de guardar y reutilizar las semillas de sus cosechas como lo hicieron durante siglos. Afortunadamente, esta tecnología fracasa en al mercado. Por lo cual Monsanto decidió exigir a los agricultores la firma de un contrato de acuerdo para que no re-utilicen ni vendan las semillas, lo que les obliga a comprar nuevas semillas y se antepone a la necesidad de un "gen terminator". El fracaso parcial de las semillas terminator es una suerte para nosotros ... ya que también eran susceptibles a polinización cruzada y podrían haber contaminado cultivos y bosques en todo el mundo. Lo cual no significa que este objetivo siga en los planes de Monsanto.

¿Cómo se traduce el legado de Monsanto para la humanidad?
Entre el 85% y el 90% de los alimentos que usted consume cada día tiene OGMs y tóxicos químicos de Monsanto, y residuos de RoundUp.
¿Cómo logra Monsanto su impunidad? Según la Asociación de Consumidores Orgánicos en un documento del año 2011, "Hay una correlación directa entre el suministro de alimentos genéticamente modificados y los $ 2,000,000,000,000 de dólares que el gobierno de EE.UU. gasta anualmente en atención médica, es decir, una epidemia de enfermedades crónicas relacionadas con la dieta y un vinculo comercial con los laboratorios de fármacos y vacunas.
En lugar de frutos sanos, verduras, granos y animales alimentados con hierba natural, las granjas industriales de Estados Unidos y Argentina producen un exceso de comida chatarra de ingeniería genética para ocasionar enfermedades cardíacas derrame cerebral, diabetes y cáncer, con el respaldo de subsidios agrícolas, mientras que los agricultores orgánicos no reciben dichas subvenciones.
 
La historia de Monsanto refleja un cuadro persistente de sustancias químicas tóxicas, demandas, y ciencia manipulada. ¿es éste el tipo de entidad que queremos para controlar el suministro de alimentos de nuestro mundo?
Monsanto no está sola. Otras empresas del "Big Six" incluyen a: Pioneer Hi-Bred International (filial de DuPont), Syngenta AG, Dow Agrosciences (filial de Dow Chemical), BASF (que es una compañía química que expande rápidamente su división de biotecnología) y Bayer CropScience (filial de Bayer).

Diego Ignacio Mur

domingo, 25 de agosto de 2013

Una operación secreta neutraliza la mayor amenaza nuclear dejada por la URSS

Ingentes cantidades de plutonio reutilizable que permanecían sin control han sido selladas por un grupo de científicos en una misión que se ha ocultado al público durante 17 años


 
Entre 1949 y 1989, la Unión Soviética convirtió la región de Semipalatinsk (Kazajistán) en el mayor laboratorio de pruebas atómicas de la historia. Durante cuarenta años se detonaron hasta 465 bombas que liberaron mayores cantidades de radiactividad que el desastre de Chernóbil, dejando atroces secuelas que aún hoy son visibles en una ciudad donde la incidencia de tumores es un 30% mayor que en otras zonas del país.
 
Más de 20 años después de que detonaran la última bomba, ha finalizado una operación mantenida en secreto por científicos e ingenieros rusos, kazajos y americanos que han conseguido sellar y aislar este arsenal radiactivo de 200 kilos de plutonio fértil que permanecía desprotegido y sin vigilancia desde que los rusos lo abandonaron tras la caída de la URSS.
Desde entonces, suficiente plutonio como para fabricar docenas de bombas atómicas permaneció abandonado en los túneles y contenedores de las instalaciones fantasma al alcance de los habitantes de la zona, quienes se colaban furtivamente para robar objetos que vender.


Uno de los contenedores empleados durante las pruebas nucleares


Una misión para hacer el mundo más seguro

Esta situación comenzó a principios de los años 90, pero no fue hasta 1997 cuando se pusieron en marcha medidas para arreglar tamaño despropósito, que ponía en peligro la salud de millones de personas. Fue gracias al científico nuclear Siegfried S. Hecker quien, horrorizado tras conocer los hechos en un viaje a Kazajistán, logró que un grupo internacional de científicos e ingenieros obtuvieran el apoyo de sus gobiernos para embarcarse en esta operación secreta. Financiada por los EEUU con 150 millones de dólares,  la misión pretendía neutralizar lo que para los científicos constituía la mayor amenaza nuclear dejada por el legado soviético.
 
“El  mundo es ahora un lugar más seguro”, reza la inscripción grabada en kazajo, ruso e inglés en el monumento de piedra que ha sido erigido en Semipalatinsk para conmemorar esta gran misión. En un extenso artículo publicado por el Centro Belfer de Ciencia y Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard, se relata con detalle los esfuerzos de este grupo internacional que entre 1996 y 2012 logró sellar con hormigón aquel horrible pasaje de la historia.
Las pruebas nucleares empezaron en 1949 y hasta el año 1962 se lanzaron 116 bombas atómicas que detonaron en la atmósfera, cubriendo de polvo radiactivo casas, plantaciones, ganado y afectando a 1,3 millones de personas, que fueron usadas como cobayas para probar los efectos de la radiactividad.
A partir de los años sesenta, con la aparición de un sentimiento global de consternación frente a los efectos de la contaminación atmosférica producida por las pruebas nucleares, los soviéticos decidieron acabar con las pruebas aéreas y continuar con sus experimentos bajo tierra. Para ello construyeron unas instalaciones subterráneas bajo la montaña Delagen, donde llevaron a cabo otras 340 explosiones más.
Entrada sin vigilancia a Semipalatinsk 21 en 1998
Entrada sin vigilancia al terreno de pruebas atómicas Semipalatinsk-21 en 1998

Un monstruo de plutonio

Este montículo de granito que albergaba 181 túneles repletos de plutonio cobró un aire siniestro para los habitantes de Semipalatinsk, que lo describían como una bestia prehistórica que se alzaba sobre las llanas praderas amenazando la seguridad de la población. “Allí fuera hay un monstruo”, contaba un anciano científico kazajo a los investigadores señalando hacia las puertas de Semipalatinsk-21 en dirección a la montaña Degelen.

Durante años, los habitantes se acostumbraron a la presencia de aquella enorme montaña de plutonio que siguió albergando todo tipo de experimentos con material fisible hasta 1989, cuando se realizó la última explosión. Pocos años más tarde, con el colapso definitivo del régimen soviético, los rusos se marcharon, Kazajistán se independizó y apoyó el desarme nuclear, deteniendo toda la actividad en Semipalatinsk-21 para siempre. Sin embargo, el plutonio seguía allí, repartido por el entramado de túneles bajo la montaña Degelen.
En los años que siguieron, la ciudad se sumía en un progresivo deterioro y muchos de los habitantes que habían trabajado en la construcción de la zona de pruebas nucleares se quedaron sin recursos. Entonces, aquellos que habían participado en las obras y conocían de la existencia de los túneles comenzaron a excavar trincheras empleando maquinaria de minería para acceder a las instalaciones y robar todo lo que pudieran encontrar, incluyendo cobre del cableado eléctrico y raíles una vez usados para transportar dispositivos nucleares hacia las profundidades subterráneas.
 
Durante sus hurtos se exponían a peligrosas dosis de radiación y en una ocasión cinco de los ladrones que dormían en los túneles murieron por inhalar gases envenenados debido a problemas en los sistemas de ventilación. A pesar del riesgo, los científicos no han encontrado evidencias de que desapareciese una cantidad importante de plutonio durante los años sin vigilancia.
Esta dramática situación se mantuvo durante años hasta que, en 1995, un grupo de expertos en seguridad nuclear del Laboratorio de Seguridad Nacional de Los Alamos de Nuevo México visitaron Semipalatinsk y tuvieron conocimiento de que peligrosas cantidades de plutonio en forma reutilizable podrían seguir almacenadas en las instalaciones. Uno de ellos, el director del Laboratorio y científico nuclear Siegfried Hecker, quedo impactado tras la visita y decidió volver dos años después dispuesto a conocer más de cerca en qué estado se encontraban las instalaciones. De vuelta en Kazajistán, Hecker descubrió la falta absoluta de sistemas de seguridad que resguardasen aquel arsenal radiactivo y comprendió que era insostenible y suponía un grave peligro, ya que si había personas que habían logrado entrar en busca de cobre, igualmente podrían hacerlo para robar plutonio. Decidió entonces usar todas sus conexiones personales para poner en marcha una solución conjunta y organizada.
 
Trincheras
Trincheras escavadas por los ladrones de cobre para acceder a los túneles y contenedores subterráneos

Cobre radiactivo en China

Tras hacer indagaciones, Hecker descubrió que los furtivos robos de cobre no eran ocasionales sino que aquella práctica se había instaurado como fuente de recursos de los empobrecidos habitantes de la zona y se había convertido en toda una empresa industrial que estaba llevando a China grandes cantidades de cobre contaminado por la radiación para venderlo. El científico nuclear fue poco a poco siendo consciente del descontrol que regía en aquel lugar, que dejaba a “la disposición de quien lo quisiera coger” material radiactivo con un inmenso poder destructivo.
Hecker logró que las negociaciones para llevar a cabo la misión se acordaran de manera extraoficial entre los equipos de científicos de los tres países, quienes de manera separada lograron obtener el apoyo de sus gobiernos para llevar a cabo la misión de forma secreta. De hecho, a pesar de que Kazajistán firmó en 1993 un tratado contra la proliferación nuclear que le obligaba a declarar todo el material fisible presente bajo su territorio, los tres países decidieron no notificar ni comprometer al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), porque juzgaron que podría comprometer el carácter secreto de la operación y por tanto sus resultados.

Por el momento, los objetivos ya se han cumplido, la mayor parte del plutonio ha sido sellado con hormigón especial y se han impuesto medidas para evitar futuras visitas indeseadas. Sin embargo, ahora el OIEA y Kazajistán se enfrentan a una situación incierta a largo plazo. Deberán resolver si es seguro que el material radiactivo permanezca en su forma de conservación actual, o si habría que buscar alternativas más seguras aún, que eliminen completamente la posibilidad de que futuros ladrones encuentren formas de acceder a él y que reduzcan los niveles de radiación ya excesivamente altos en zonas de la región.
 

sábado, 17 de agosto de 2013

Infiltrados en el Vaticano, espionaje entre masones

La infiltración en el Vaticano es un hecho. La masonería, el OPUS DEI, los servicios secretos, Los Illuminati, la OTO y el satanismo han sido capaces de colocar a sus hombres en puestos claves del Vaticano que dan acceso a la información y, en el mejor de los casos, al poder. El presente trabajo muestra esa realidad asombrosa.
 
 
 

La Masonería

Cuando las logias masónicas se extendieron por Europa en los inicios del siglo XVIII, las condenas papales no se hicieron esperar. Clemente XII, con su bula In Eminenti del 24 de abril de 1738, condenó y prohibió las sociedades, reuniones, asociaciones o agrupaciones denominadas Liberi Muratori, masones u otros nombres, por ser “perniciosas para la seguridad de los estados y la salvación de las almas”. Otros papas como Benedicto XIV, Pío VII, León XII, León XIII y Pío X reprodujeron las condenas xenófobas contra la masonería y las sociedades secretas, argumentando prácticamente lo mismo que el papa Clemente XII. El paso del tiempo, sin embargo, ha provocado que la masonería no sólo sea aceptada más o menos por el Vaticano, sino que esté infiltrada en los diferentes escalafones de poder de éste y lo controle en parte.

El primer hecho que provocó que la opinión pública conociese dicho extremo fue el caso de la Logia P2 italiana, fundada por el ex fascista y rico empresario Ligio Gelli. Por la Logia P2, pasaron hombres ligados a las finanzas y el poder del Vaticano, al igual que personalidades de la política y las finanzas de Italia y Latinoamérica, que acabaron envueltos en tramas delictivas. El 12 de diciembre de 1987, el periodista Pier Carpi, en L’Expresso, afirmaba sobre la presencia de la Logia P2 en el Vaticano que “se llama ‘Logia Eclesia’ y está en contacto directo con el gran maestre de la Logia Unida de Inglaterra, el duque Michael de Kent. A ella pertenecen más de cien personas entre cardenales, obispos y monseñores de la Curia que consiguen mantenerlo en el más absoluto secreto, pero no hasta escapar a las investigaciones de los hombres del famoso OPUS DEI”.

Dejando de lado el caso de la Logia P2, una Obediencia masónica irregular y de derechas que prácticamente no existe en la actualidad, lo cierto es que encontramos otros testimonios que demuestran la infiltración de la masonería en el Vaticano, siempre en su vertiente regular, es decir tradicional y anglosajona. El libro “Mentiras y crímenes en el Vaticano”, escrito por unos misteriosos Discípulos de la Verdad y publicado por Ediciones B en el año 2000, sobre la citada presencia de la masonería en el Vaticano, nos cuenta: “El hecho de que el clan masónico esté tan envuelto en el secreto como su adversario opusdeísta hace que la identificación de sus miembros resulte tan difícil como la de los de este último. En el Vaticano se rumorea que, aparte del cardenal José Rosalío Castillo Lara, pertenecen al clan masónico el cardenal Achille Silvestrini (prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, señalado como uno de los jefes del clan), el cardenal Pio Lagui (prefecto de la Congregación para la Educación Católica),el cardenal Camillo Ruini (vicario general de Roma), monseñor Celestino Migliore (subsecretario para las relaciones con los Estados)...”

La infiltración de la masonería en el Vaticano es un hecho. Y su gran éxito, según parece, ha sido limitar las parcelas de poder en el Vaticano de los conservadores del OPUS DEI e instituciones similares que apuestan por un gran conservadurismo. Ciertamente, es correcto que la finalidad principal de la masonería “vaticana” esté encaminada en esa dirección.

El Opus Dei

El OPUS DEI fue fundado en España a finales de los años veinte por José María Escrivá de Balaguer. Su crecimiento espectacular se produjo en España, durante la dictadura fascista de Francisco Franco. El papa Juan XXIII no apreciaba el conservadurism o opusdeísta, pero sus sucesores iniciaron un acercamiento a la Obra. De hecho, el 28 de noviembre de 1982 Juan Pablo II proclamó oficialmente la elevación del OPUS DEI al rango de prelatura personal. De esta forma, la organización de Escrivá de Balaguer se situó en una posición inmejorable para infiltrarse e intentar dominar a la Iglesia católica desde dentro, lo cual ha conseguido sólo a medias, por la dura oposición de la masonería “vaticana” y de otros “infiltrados”.

El OPUS DEI ha sido citado como secta secretista y “santa mafia” por aquellos que han padecido en sus carnes sus formas de proceder o que estudiaron su estructura y comportamiento s. Por ejemplo, en 1997, una comisión de investigación del Parlamento belga incluyó al OPUS DEI en una lista de 189 sectas o asociaciones sectarias.

España, bajo el gobierno de derechas del Partido Popular, en este momento, está muy influenciada por los hombres del OPUS DEI, ya que un buen número de ministros y cargos del Partido Popular son miembros del OPUS DEI, de la misma forma que otros responsables de la política, la banca, la justicia y empresas varias.

El actual nivel de infiltración y de poder del OPUS DEI en el Vaticano, no obstante, aún es mayor que en países tipo a España, porque, desde el papa hasta el último cura del Vaticano, existen cientos de afiliados a la Obra. Giuliano Di Bernardo, Gran Maestre de una Obediencia de la masonería italiana, harto de que se acusase a la masonería de infiltración en el Vaticano, afirmó que: “ las fuerzas de la reacción católica están en pleno movimiento, reorganizan sus tropas y acusan a la masonería. Pero, ¿por qué no se dice también que el OPUS DEI, el integrismo católico, ha invadido como un pulpo las finanzas internacionales y también las italianas? Hombres del OPUS DEI ocupan los más altos cargos del poder y condicionan las elecciones de importancia nacional”.

La existencia de una enorme infiltración del OPUS DEI en el Vaticano, que responde a un deseo de adquirir poder y promover el conservadurismo en la Iglesia católica, es evidente. Podría decirse que, hoy, hasta resulta descarada. Sus objetivos son justo lo contrario que los deseos de la masonería “vaticana”, la cual aspira a humanizar el Vaticano.

¿Quién vencerá en la disputa? ¿Vencerá alguien? ¿Existen otros infiltrados en el Vaticano, aparte de los masones y los miembros del OPUS DEI?

Los servicios de inteligencia

Los servicios de inteligencia tienen un gran poder en la sombra. La CIA de EE.UU., el Mossad israelí, los servicios británicos MI5 y MI6, la desaparecida KGB o, incluso, el CESID español disponen de amplias redes de espías y pisos francos en el extranjero para poder realizar sus labores de información y contrainteligencia. De hecho, todos ellos tratan de obtener información de la organización, la estructura, el armamento, la industria bélica, el servicio de inteligencia, las tendencias sociales, las ideologías, la economía, los grupos de poder..., de los diferentes Estados que son de su interés, para poder neutralizar, desbaratar u obtener algún provecho. Resulta obvio que el Vaticano es un manjar gustoso para los principales servicios secretos del mundo y que sus agentes están infiltrados en el mismo, al igual que la masonería y el OPUS DEI.

Así, la cruzada derechista y anticomunista que llevó a cabo la logia masónica irregular P2, tanto dentro como fuera del Vaticano, estuvo apoyada en parte por la CIA. Varios miembros prominentes de la Logia P2 recibieron apoyo económico de la agencia para luchar contra el comunismo italiano. Y algunos agentes del servicio secreto de EE.UU. también se infiltraron en el seno del Vaticano, con ánimo de descubrir una posible infiltración comunista, la cual realmente estaba ocurriendo.

De esta forma, en las mismas fechas, el Vaticano sufría la infiltración del KGB y de otros servicios secretos de países comunistas del antiguo Bloque de Este. En 1998, dos miembros de la Guardia Suiza del Vaticano aparecieron asesinados y el hecho resultó un escándalo, barajándose todo tipo de hipótesis sobre el móvil del crimen. Al final, se difundió la teoría de que Cédric Tornay había matado al matrimonio Estermann en un “arrebato de locura”. Ahora, sabemos que Alois Estermann, uno de los asesinados, se había convertido en informador de la Stasi en 1980 y que, entre 1981 y 1984, bajo el nombre cifrado de “Werder”, había enviado a la policía secreta de la RDA, que venía a ser lo mismo que el servicio secreto, numerosos y detallados informes sobre el Vaticano utilizando una casilla postal del tren nocturno Roma-Innsbruck.

El almirante Fulvio Martini, jefe del Sismi (el servicio secreto militar italiano) de 1985 a 1990, sobre Alois Estermann y las infiltraciones de servicios secretos de países comunistas en el Vaticano, apuntó:
“La hipótesis de que Estermann estuviera a sueldo de la Stasi es posible. En aquellos años, los servicios secretos de Alemania del Este, Polonia y Checoslovaquia mostraban un enorme interés por todo lo que ocurría en el Vaticano”.

Markus Wolf, la cabeza visible de la “inteligencia” de la antigua Alemania del Este, confirmó la infiltración en el Vaticano en el diario L’Expresso en 1999:
“Nuestro punto de referencia en el Vaticano se llamaba en clave Licht blick, rayo de luz. Era un alemán, uno de los más inteligentes frailes dominicos, miembro de la Comisión Científica del Vaticano y muy próximo al ambiente de monseñor Agostino Casaroli... Se llamaba Karl Brammer”.
 
La infiltración de los servicios de inteligencia en el Vaticano, así pues, es un hecho tan real como la infiltración de la masonería y el OPUS DEI. Mientras los últimos, no obstante, desean dominar y reconducir la política del Vaticano, los espías se limitan a obtener información útil, peobablemente valorada como "Top Secret", para saber más y diseñar estrategias favorables a sus respectivos países, lo cual parece lógico.

Conocido todo ello, cabe preguntarse: ¿Aún podemos encontrar otras infiltraciones en el Vaticano? ¿Son organizaciones capaces de obtener datos del mismo como la masonería, el OPUS DEI y los servicios secretos y conspirar en la sombra?

Los Illuminati, la OTO y el Satanismo

Existen otras órdenes próximas a la masonería y el satanismo que igualmente están infiltradas en el Vaticano. Los Illuminati, fundados por Adam Weishaupt el 1 de mayo de 1776 en Baviera, siempre promovieron la estrategia de la infiltración. Y, por eso, cuando la Orden se reconstruyó en EE.UU., esa fue la táctica a seguir con el Vaticano. Algunos expertos en sociedades secretas han detectado infiltraciones en el Vaticano en ese sentido. Piers Compton, ex editor de la publicación católica The Universe, por ejemplo, ha rastreado la infiltración de Los Illuminati en la Iglesia católica. Y cita como evidencia el que católicos prominentes utilicen el símbolo iluminista dentro del triángulo o que el mismo figure en la colección de sellos del Vaticano de 1978. Compton afirma, además, que el papa Juan XXIII utilizaba el símbolo en su cruz personal.

"Más allá de estas teorías, como fundador y Gran Maestre de la Orden Illuminati, lo que sí puedo asegurar es que la táctica de Los Illuminati en los últimos años ha sido parecida a la descrita. Personalmente, he recibido información de la Iglesia católica y del interior del Vaticano de una fuente fidedigna: un cargo católico, sobre el cual por motivos obvios guardo secreto."

La OTO (Ordo Templi Orientis), fundada por los francmasones alemanes de alto grado K. Kellner y T. Reuss a principios del siglo XX, también ha estado interesada en la estrategia de infiltrar a sus hombres en el Vaticano o de captar a cargos de la Iglesia que pudiesen tener acceso a información privilegiada. El cardenal decimonónico Mariano Rompalla (1843-1913), que ejerció de secretario de Estado del Vaticano durante el papado de León XIII, cuando falleció el papa, surgió como principal candidato al papado, aunque no alcanzó ese puesto por el veto del emperador José de Habsburgo. Tras su muerte, se encontraron papeles de éste que lo ligaban a la OTO y que confirmaban los deseos de los templarios orientales por penetrar en el campo del enemigo.

Finalmente, en el terreno del luciferismo y el satanismo, encontramos el rastro de una organización satánica que opera en el seno del Vaticano. El libro “El Vaticano contra Dios” (Ediciones B, 1999), escrito por un grupo denominado Los Milenarios, relata la citada infiltración en el Vaticano, contando el caso de un arrepentido que hizo confesión de sus “pecados”. Los siguientes párrafos de la obra dejan pocas dudas:

“En el santuario romano del Divino Amor (sic), a última hora de la tarde, mezclado entre los demás, se acerca al confesionario un penitente muy alterado y turbado. El confesor lo anima a hablar.

-Padre, pertenezco a una secta satánica, en la que desempeño un papel importante. He arrastrado a muchos a ella... (...). He llegado a convencer a muchas personas a asistir a misas negras y a otros ritos satánicos. Sin embargo, el otro día fui yo el invitado a una misa negra en un lugar donde yo jamás hubiera imaginado que se pudiese celebrar semejante rito...

-¿Dónde?- pregunta el confesor desde el otro lado de la reja.
-En el Vaticano.
-¿Quiénes eran los demás?
-No sé les podía reconocer, todos íbamos encapuchados y cubiertos de la cabeza a los pies. Las voces eran graves imposibles de identificar por el timbre...”

La infiltración en el Vaticano ha quedado reflejada, incluso al hablar de órdenes luciferinas o satánicas. Y el ejemplo que acabamos de exponer es sólo uno más entre otros muchos que así lo prueban.

Bastantes organizaciones han deseado tener presencia de una forma u otra en el Vaticano, para obtener información útil o controlar a éste y a la Iglesia. Y muchas son las organizaciones que, en la actualidad, consiguen esos fines. El presente trabajo nos ha acercado un poco a esas organizaciones y a esa realidad que supera la ficción y que pasa desapercibida ante los ojos de una inmensa mayoría de mortales, incluidos un buen número de católicos ajenos a la conspiración descrita.

*Gabriel López de Rojas fue Fundador y Gran Maestre de la Orden Illuminati
Copyrigth ©Gabriel López de Rojas. 

martes, 6 de agosto de 2013

Monstruos híbridos humano-animal están siendo creados por científicos de todo el planeta

Los científicos locos de todo el mundo están "jugando a ser Dios" con los mismos bloques de construcción de la vida. Hoy en día, gracias a los avances extraordinarios en el campo de la modificación genética, los científicos son ahora capaces de hacer cosas que antes eran impensables.
 
Monstruos híbridos parte humano / parte animal están siendo creados por los científicos de todo el planeta y todo es perfectamente legal. Los científicos justifican la mezcla del ADN de humanos y animales, alegando que les ayudará a "curar enfermedades" y "alimentar al mundo", pero la realidad es que toda esta modificación genética es una enorme amenaza para la raza humana.
 
Es sólo cuestión de tiempo antes de que los seres humanos comiencen a permitirse a sí mismos modificarse genéticamente con el fin de "luchar contra las enfermedades" o "mejorar" sus capacidades. La tentación de insertar los genes de animales o plantas en las personas con el fin de crear "súper soldados" o una "raza superior" sin duda llegan a ser demasiado tentador.
A menos que se haga algo para contener toda esto, al parecer será casi seguro que el infierno genético se desatara sobre la raza humana. Una vez que los seres humanos modificados genéticamente comiencen a criar a los seres humanos normales no podremos meter al genio nuevamente en la botella. Con el tiempo, podríamos llegar al punto donde hay muy pocos "100%" seres humanos.
 
 


 Jeremy Rifkin y su pregunta: ¿estamos en la cúspide del renacimiento biológico, como algunos creen, o estamos dispersando las semillas de nuestra propia destrucción? ha dado la voz de alarma en Los Angeles Times acerca de lo que está pasando en el campo de las investigaciones genéticas, que persiguen la creación con fines terapéuticos de especímenes híbridos, mitad humanos, mitad animales, sin que se sepa a ciencia cierta a dónde conducirán estos trabajos.
 
La Universidad de Stanford se propone inyectar células humanas en el feto de un ratón, creando así una variedad de ratón humanoide en un 1%. También pretende crear un ratón con el 100% de células humanas. Por otro lado, tal como informa Der Spiegel, científicos del Instituto Max Planck de Alemania han implantado células madre humanas en el cerebro de monos, con la finalidad de desarrollar posibles tratamientos genéticos de algunas enfermedades neurodegenarativas. Por último, en la Universidad de Reno, Estados Unidos, tal como informa msnbc, hay un rebaño de cincuenta ovejas que poseen hígados parcialmente humanos, corazones con células humanas e incluso cerebros con huellas humanas. Es el primer rebaño de animales “humanos” del que se tiene constancia.
 


 

LLEGA EL "HUMANZEE"
En otros experimentos, se han inyectado células madre humanas en ratones, se ha introducido el ADN humano en conejos, se han creado cerdos que llevan en sus venas sangre humana y corderos con hígados y corazón en gran parte humanos.

Según Rifkin, algunos científicos se han propuesto incluso crear un “humanzee” (del inglés human y chimpanzee) que sería el cobaya ideal para los laboratorios de investigación. El chimpancé comparte con nosotros el 98% del genoma humano y un ejemplar adulto tiene el nivel mental de un niño de cuatro años.

La primera experiencia de creación genética tuvo lugar hace unos años en Edimburgo, Escocia, cuando los científicos mezclaron un embrión de cordero con uno de cabra, dos especies animales sin ningún parentesco entre sí y que son incapaces de acoplarse. El resultado, una criatura que tenía cabeza de cabra y cuerpo de cordero.

El intento que subyace detrás de estas investigaciones es cruzar nuestra especie con animales para obtener híbridos de todas clases que representarían la panacea de las investigaciones médicas. Los científicos consideran que cuanto más se parezca un animal a un humano, más fácil será simular en sus carnes la progresión de enfermedades humanas, experimentar nuevos medicamentos y recoger tejidos de órganos que puedan ser implantados en personas. Esta idea implica asimismo la creación mediante manipulaciones genéticas de órganos animales que luego puedan ser trasplantados en su integridad a personas enfermas.
 
 
EN LA FRONTERA LEGAL
 
Hasta el momento, todos estos experimentos se desarrollan dentro de la legalidad, según sus artífices, si bien algunos están siendo investigados.
La Academia de la Ciencia de Estados Unidos se limita por el momento a “recomendar” que no se inserten células humanas en embriones de chimpancés ni de otros primates.
Sin embargo, el Consejo Nacional de la Ética de Alemania ha elevado una protesta por los experimentos del Instituto Max Planck, que han conseguido desarrollar tumores en el sistema nervioso de los simios después de implantarles células humanas en el cerebro.

Pero las consecuencias de estas investigaciones, que por lo demás tardarán años en proporcionar resultados válidos para la medicina, pueden ser considerables. Socialmente ya está planteado el debate ético de si se pueden humanizar animales y luego privarles de la dignidad que nos hemos reconocido como especie.

Por otro lado, está el peligro de que unos híbridos creados en laboratorio se escapen y pueblen la Tierra, sin que se sepa todavía qué consecuencias pueden alumbrar para otras especies, el entorno e incluso la sociedad humana.

PREGUNTA SIN RESPUESTA
Tal como plantea Rifkin, los científicos han alcanzado el poder de volver a escribir la historia de la evolución: esparciendo partes del Homo sapiens en el resto del reino animal y fusionar partes de otras especies con nuestro propio genoma e incluso crear nuevas subespecies y superespecies.
La pregunta todavía sin respuesta es: ¿Estamos en la cúspide del renacimiento biológico, como algunos creen, o estamos dispersando las semillas de nuestra propia destrucción?
[tendencias21]
 


jueves, 1 de agosto de 2013

La próxima Gran Epidemia: lo que nos depara el futuro

Las grandes epidemias siempre tienen un espacio reservado en la cabecera de los periódicos, pero nunca durante sus fases iniciales, ya que todas ellas tienen orígenes humildes. Los primeros indicadores de una nueva enfermedad pueden ser vagos y pasar desapercibidos por su carácter ambiguo
Nadie puede predecir qué patógeno será el siguiente en ser propagado entre humanos, o cuándo y dónde va a ocurrir tal cosa.
Un nuevo patógeno que se transmita fácilmente a través del aire y que resulte letal para el 1% de las personas que lo contraigan, conduciría a uno de los escenarios más desestabilizadores que puedan concebirse.
Un brote de este tipo podría saldarse con millones de muertos alrededor del mundo, probablemente en menos de seis meses.
 
Cuando llegue la próxima gran epidemia, la que cruce los océanos y atraviese los continentes como un halo de medianoche, se va a poder trazar su origen hasta un puñado de casos iniciales en lugares lejanos. Recientemente, China y Arabia Saudí han sido el foco de dos nuevas enfermedades, una nueva variante de la gripe aviar, el H7N9 asiático, y el nuevo betacoronavirus (NCOV) de la península arábiga.
 

Un nuevo Coronavirus

Los coronavirus son una de las causas del resfriado común. Un coronavirus también fue el responsable de una enfermedad respiratoria severa, la SARS (Severe Acute Respiratory Syndrome), que se propagó una década atrás.
La SARS causó una epidemia global en 2003, infectando a unas 8.000 personas y matando alrededor de 800. No ha habido casos de SARS desde el 2004 y el NCOV no es el mismo agente que causó esa epidemia. En cualquier caso, el peligro potencial que entraña este tipo de enfermedades obliga a estar alerta. En su momento, el control efectivo del SARS evitó el desastre. Es por este motivo que las alarmas han empezado a sonar en los estadios iniciales de este nuevo coronavirus procedente de la península arábiga.
Los coronavirus pueden resultar fascinantes por su rápido ritmo de mutación y su proclividad para recombinarse. Son especialmente imprecisos a la hora de replicarse a sí mismos, lo que les da lo que los expertos llaman una gran “evolvabilidad”, la capacidad de adaptarse rápidamente a nuevos huéspedes y circunstancias.
 
El NCOV se detectó por primera vez a finales del verano pasado. En ese momento se habían detectado a tres pacientes infectados, dos de los cuales ya habían muerto. A finales de año, un total de nueve casos habían sido confirmados, cinco de los cuales habían resultado fatales. A mediados del mes de mayo, el coronavirus ya se había cobrado más de 20 vidas y detectado en más de 40 pacientes, incluyendo dos pacientes hospitalizados en Francia, uno después de un viaje a los Emiratos Árabes Unidos y otro después de compartir habitación de hospital con el otro enfermo. También se han detectado casos y muertes por NCOV en el Reino Unido. Parece ser que la enfermedad se transmite por aire y que tiene un índice de mortalidad de más del 50%, lo que lo equipara al Ébola.

 

El principal foco de infección

El foco de las epidemias se encuentra en la mayoría de los casos en la convivencia con la vida salvaje. El sesenta por ciento de las enfermedades infecciosas provienen de ahí, y  por su origen animal reciben el nombre de zoonosis. Algunos animales pueden albergar un patógeno infeccioso sin llegar nunca a desarrollar la enfermedad permitiendo que los humanos, despreocupadamente, entremos en contacto con ellos.
Las nuevas enfermedades pueden provenir de nuestro contacto directo con distintos animales salvajes, o por nuestra convivencia con mascotas si estas han estado en contacto con un medio en el que haya animales salvajes infectados. Al entrar en contacto con animales infectados, el virus puede pasar de un huésped a otro, realizando lo que los expertos llaman un spillover.
 
Los científicos establecieron en 2003 que el origen del SARS provenía de un murciélago que pasó su agente patógeno, de alguna forma, a un individuo. A pesar de que el SARS no haya vuelto a las portadas de los periódicos, podemos estar bastante seguros de que todavía colea en una o más comunidades de murciélagos del sur de China.
Resulta que los murciélagos son unos fantásticos transmisores de enfermedades zoonóticas, como el Marburg, la Hendra, el Nipah o el Menangle. Los murciélagos se reúnen en grandes grupos y tienen una esperanza de vida relativamente larga. Viajan durante la noche para alimentarse, cambiando ocasionalmente de un albergue común a otro y transmitiendo sus infecciones con facilidad entre sus comunidades.
Todavía no se ha detectado el foco del coronavirus arábico pero muy seguramente se van a investigar a los murciélagos de la zona, especialmente aquellos grupos que visitan los legendarios palmerales de Al-Hasa, cerca del Golfo Pérsico.

 

Qué esperar

Una Gran Epidemia no es solamente una amenaza teórica. La OMS afirma que las epidemias empiezan de forma abrupta, sin avisar, y pasan de una población a otra globalmente con una velocidad feroz, produciendo pérdidas considerables a su paso. Algunos nuevos agentes patógenos de dispersión lenta pero igual de letales que el SIDA, son muy probables que sigan apareciendo en los próximos años. Es posible que un patógeno de dispersión lenta ya haya saltado a los humanos en algún lugar del mundo, pero sin que este haya sido detectado todavía, y sin que la somatización haya sido reconocida. Así es como ocurrió con el SIDA, el cual se introdujo en las poblaciones humanas medio siglo antes de que el patógeno fuera identificado.
 
Los nuevos descubrimientos prometen una identificación más rápida de los agentes infecciosos y una mayor velocidad de respuesta a la hora de generar tanto productos terapéuticos como vacunas. En cualquier caso, estos avances pueden ser inadecuados para combatir la amenaza.
La progresiva resistencia de las enfermedades controladas a los medicamentos hace que aparezcan nuevas variantes de las mismas, que acaben incrementando el coste de la salud pública y haciendo que largos segmentos de la población mundial vuelvan a ser tan vulnerables a ellas como en la era pre-antibiótica.
 
Lo más importante es estar informados y atentos. Los primeros indicadores pueden llegar desde lejos, haciendo parecer a la enfermedad exótica e inocua. Aún así, la mayoría de nosotros estamos conectados a cualquier lugar del mundo en menos de 24 horas.
Sólo en octubre de este año, cuando musulmanes de todo el mundo empiecen el periodo del Haj y se dirijan hacia la Meca, nuestras conexiones con el foco de infección del NCOV se van a multiplicar exponencialmente.