El director del FBI dice que hay que bloquear la cámara del ordenador

Tapar con una cinta adhesiva la cámara del ordenador portátil parece cosa de conspiranoicos, pero cada vez son más los que lo hacen. Todo habría comenzado en abril del año pasado cuando en una conferencia en el Keynors College, el director del FBI, James Comey, aseguró: “He puesto un trozo de cinta en la cámara de mi portátil porque he visto que alguien más inteligente que yo también lo hacía”...



Aunque el argumento de la inteligencia ajena como justificativo para hacer algo no siempre es válido, en este caso podría tener motivos válidos: Comey probablemente se refería a Mark Zuckerberg. El creador de Facebook, publicó en sus redes sociales una foto para celebrar el éxito de Instagram y los más observadores se percataron de algo. Sobre su mesa, el portátil, tenía la cámara cubierta con una cinta adhesiva opaca. ¿Paranoia, moda pasajera o actitud justificada? El espionaje de personalidades famosas no es algo extraño. Cualquiera puede ser objeto de un hackeo a través de un bot, un malware o hasta de conectarse a una red wifi pública y así abrir la puerta de la vida personal a los malos.


El problema es que ya no solo se trata del ordenador, sino de cualquier dispositivo inteligente conectado a la red, como las cámaras de vigilancia para bebes, los altavoces inteligentes (los de Amazon, por ejemplo, están configurados de fábrica para escuchar todo lo que se dice en el hogar) y hasta los televisores inteligentes. Un ejemplo reciente de esto último es el que involucró a una pareja que, según declaraba el Daily Mail, estaba siendo grabada, aparentemente sin su consentimiento, mientras mantenían relaciones. Frente a su smart TV. El vídeo llego a la web Revenge Porn.
Esta semana, Comey se reafirmó en su postura de bloquear la cámara cuando en una entrevista, le preguntaron si lo seguía haciendo: “Desde luego. Aunque se burlen de mi, es lógico que el director del FBI se preocupe por su seguridad en la red. Todos deberíamos hacerlo. Y garantizo que no soy el único que lo hace en la agencia”.