Hablemos de la City of London y sus secretos

La City of London ocupa una milla cuadrada en el centro de Londres, a pesar de su pequeño tamaño, tiene un ayuntamiento propio con su policía propia (independiente de la de Scotland Yard) y separada del resto de la ciudad por unos dragones metálicos que sostienen escudos. Además la corporación municipal es propietaria de aproximadamente de un tercio del terreno de la propia city.

William Gibson describió en su famoso artículo sobre Singapur “Disneyland with Dead Penalty” como el estado que sería si una corporación como IBM (estamos hablando de 1993) se hubiera molestado en tener uno. La City of London en cierto modo funciona como si una corporación financiera fuera la dueña, que no soberana, de una pequeña ciudad en medio de Londres. Porque, en el fondo, esto es lo que es la City desde hace cientos de años.

Así que Londres es una ciudad que contiene una pequeña ciudad independiente conocida como city of London. Con diferentes alcaldes, impuestos, servicios públicos y normativas. Se considera como uno de los 32 municipios de Londres y para la mayor parte de las cosas es un ayuntamiento más. No uno de los países que forman el Reino Unido (Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte) a pesar de ser más vieja o un país independiente, como gusta decir a los teóricos de la conspiración que tanto abundan en Internet.

¿Cuál es el aspecto de la city? Principalmente mucha gente vestida con traje yendo de un lado a otro muy ocupada y trabajando muchas horas. La mayor parte de los empleados utilizan el transporte público para desplazarse, ya que por un lado la circulación de los coches está restringida y por otro no hay muchos lugares donde aparcarlo. Por las noches la City se vacía de trabajadores..

Buena parte de las empresas de la city hace tiempo que se relocalizaron en Canary Wharf, situado en el East End (la zona pobre de Londres) contrasta con su entorno los grandes rascacielos modernos.



La City fue fundada por los romanos en el 47 AC, como Londinium. Entre otras cosas construyeron unas murallas inexpugnables que son a las que se les debe la existencia de la city. Hoy en día apenas quedan, pero fueron muy útiles a los habitantes de la misma para que Guillermo I de Inglaterra (de origen normando) conquistó Inglaterra, este les respetara derechos a cambio de ser aceptado como rey. De hecho desde la corona se favoreció Westminster, de hecho es dónde hoy en día está situado el palacio de Buckingham) en detrimento de la City, aunque eo no pareció afectar lo más mínomo con la city. Por ejemplo, resulta curioso que el banco de la familia real británica (Coutts) tenga su sede en la calle Strand, fuera de los límites de la City.

Durante los siglos XVIII y XIX el comercio transatlántico primero y la revolución industrial después hicieron crecer Londres, perdiéndose la mayor parte del muro por el camino, hoy quedan sólo los guardianes. En los comienzos del siglo XX ya era un gran centro de finanzas mundial, pero se fue consolidando con el dinero del imperio británico. Además se empezaon a construir los primeros rascacielos a partir de los años 70, siendo la tower 42 uno de los más antiguos. Hoy en día, otros conocidos como el Gherkin o el de Lloyds se han hecho más famosos.

Organización política de la City


Antes he dicho que la City of London Corporation es a la vez un ayuntamiento común y una empresa privada con cientos de años. Es un ayuntamiento porque tiene las funciones normales de una ciudad (regulación urbana y prestación de servicios públicos), aunque también tiene responsabilidad sobre propiedades inmobiliarias que están fuera de sus límites. La City es más antigua que cualquier otra institución en el Reino Unido y sus derechos se reconocen en la Magna Carta especificando que se tienen desde tiempos inmemoriales.

Si el resto de los ayuntamientos de Inglaterra eligen a sus alcaldes por sufragio universal, la City of London tiene un alcalde elegido, al que no paga un sueldo y cuya labor principal es fomentar la actividad económica de la City, pero que no es elegido mediante sufragio universal, sino mediante un sistema bastante más complejo.

Cada uno de los 25 Wards (barrios) elige entre dos y diez Councillors y un Alderman, sólo aquellos que han conseguido el status de Freeman of the City (se otorga a ciudadanos británicos, de la Commonwealth o de la UE), tienen derecho a ser elegidos. El status de Freeman de la City lo dan el consejo (Court) de Aldermen o una de las 108 Livery Companies (antiguos gremios).

En las elecciones participan los residentes (unos pocos miles) y las empresas a través de los empleados de las mismas que tienen su sede en la City. La City da votos a empresas que los distribuyen entre empleados seleccionados. De los 105 Councillors, 80 corresponden a los elegidos por las empresas y 25 por los residentes. La justificación que se da es que si los residentes son unos pocos miles, los empleados de las empresas son de alrededor de 300.000 personas de población flotante que va y vuelve todos los días a trabajar.

Pero el alcalde (The Right Honourable Lord Mayor of the City of London) ha de haber sido antes uno de los Sheriff de la city y para ser Sheriff hay que haber sido antes un Alderman de la City. Antes hemos dicho que los Aldermen son elegidos por ese sufragio en el que se mezclan residentes y empleados, pero los Sheriffs de la City son elegidos por las Livery Companies. Después de haber sido Sheriff durante un año, el consejo de los Aldermen elige entre ellos al Lord Mayor de la City of London.

En resumen, tenemos quizás el sistema electoral más complejo del mundo en el que la mayor parte de los votos se asignan a empresas para elegir a una persona cuyo trabajo principal es representar al City por el mundo como un gran lugar en el que hacer negocios. Porque el principal punto de la City son los negocios. Hoy en día reducido principalmente a banca de inversión, mercados de capitales y servicios profesionales. Que suelen ser los pocos que se pueden permitir oficinas en la carísima City.

Aparte la City tiene su representante en el parlamento, y en la London Assembly, que es la representación del ayuntamiento de Greater London, que es como se conoce a la conurbación. Muchas cosas en Londres no tienen sentido si no están organizadas a este nivel, como por ejemplo el transporte público.