Los masones: ritos, simbología y jerarquía

La francmasonería o masonería se define actualmente como “una institución discreta, filantrópica, no religiosa, filosófica, de carácter iniciático, con un gran componente de simbología”. Los masones tienen un gran sentimiento de fraternidad. Se organizan en las denominadas logias que son el lugar donde se reúnen periódicamente.

La masonería esconde un fuerte sentimiento de fraternidad. Desgranamos los usos, tradiciones y costumbres de esta institución milenaria a la que históricamente han pertenecido políticos y monarcas.

En la masonería dan culto al ‘Gran Arquitecto Universal’ que es el ‘Principio creador’ o la ‘Causa primera”, que puede tener o no connotaciones religiosas aceptando la existencia de Dios a través de la razón. Aparece más como un concepto que como una persona.

Sobre sus orígenes, dice Santiago Río, destacado masón: “que los primeros masones fueron gremios de canteros que, sobre todo, construían catedrales góticas. Se trataba de un colectivo muy cerrado, por los conocimientos que manejaban sobre el levantamiento de catedrales y por los códigos de comunicación que empleaban sus miembros. Hay que pensar que la construcción de una catedral era una labor larga que abarcaba varias generaciones. Los canteros vivían en las posadas de los pueblos, y en las horas de descanso se reunían en una choza –de donde proviene el término logia- para cambiar impresiones o comer. Con el devenir de los tiempos, estas construcciones góticas proporcionaron algún tipo de conocimiento iniciático. Un grupo así, que se mantiene tanto tiempo junto, termina derivando ineludiblemente hacia las inquietudes del ser humano”.

La masonería está fuertemente jerarquizada y tiene su propia precedencia, digamos, protocolaria. Se articula internamente en tres grados: aprendiz, compañero y maestro.

El grado de aprendiz está destinado fundamentalmente a la comprensión del mundo masónico. En las reuniones el aprendiz tiene un papel, primordialmente, de observador. Este aprendizaje puede tener una duración de 1 a 5 años.

El grado de compañero está dedicado tradicionalmente a la administración de la logia y sus diferentes secciones con una mayor participación que el aprendiz. Es un grado en el que se alienta al masón a relacionarse con otras logias para ampliar sus conocimientos y avanzar en su aprendizaje.

El grado de maestro acredita al masón para formar parte activa y responsabilizarse de la gestión de una logia.

Existen también altos grados llamados “de perfección” que parten del grado de maestro y que pueden llegar a 5 en el Rito francés o 30-33 en el escocés.

Existe un argot propio en la masonería. Algunos ejemplos:
  • Arte real: Otro nombre de la masonería. 
  • Aumento de salario: Paso a un grado superior. El grado masónico en las logias operativas definía su condición laboral y por ende, su salario. 
  • Carta patente: Título de Constitución dada por una obediencia a una logia y que garantiza su regularidad. 
  • Convento o cónclave: Asamblea anual de todos los diputados de las logias de una misma obediencia. 
  • Despertar: Vuelta a la actividad masónica de un francmasón o de una logia en sueño. 
  • Despojarse de los metales: Olvidarse de cualquier cosa que nos afecte antes de iniciar un trabajo masónico.
  • Grabar: En lenguaje masónico significa escribir. 
  • Iniciación: Ceremonia ritual por medio de la cual una persona es admitida en la masonería. 
  • Logia: Lugar donde se reúnen los masones, por extensión, grupo de masones que se reúnen en un mismo lugar
  • Obediencia: Federación de logias. 
  • Obligación: Compromiso de acatar los reglamentos que toman todos los nuevos masones. 
  • Orden: Sinónimo de la Francmasonería universal. 
  • Palabra de semestre: Especie de palabra de pase transmitida cada seis meses por la obediencia a todas sus logias. 
  • Pasaporte: Documento masónico extendido por la obediencia que permite a un masón hacerse reconocer por otros masones en una logia distinta a la propia. 
  • Pasar la paleta: Expresión masónica que significa el perdón mutuo ante una discrepancia. 
  • Plancha: Significa todo trabajo escrito, bien se trate de un discurso, de correspondencia, etc. 
  • Profano: Persona no iniciada. Se aplica igualmente a todo lo que es ajeno a la masonería. 
  • Radiación / irradiación: Exclusión de un hermano juzgado indigno o que no ha respetado sus compromisos. 
  • Recibir la luz: Ser iniciado. 
  • Rito: Conjunto de grados masónicos formando un todo coherente. Conjunto de reglas que fijan el desarrollo y las formas del trabajo en logia.
  • Sueño: Estado en el que se encuentra un francmasón o una logia que han interrumpido su trabajo masónico sin perder, sin embargo, sus derechos masónicos.
  • Taller: Nombre dado en masonería tanto al espacio físico donde se reúne una logia o a la logia misma.
  • Tenida: Reunión de trabajo de una logia. 

Sobre los llamados ritos masónicos o ceremoniales que utilizan, podemos distinguir entre el escocés, el francés, el rito de emulación o el escocés rectificado entre otros. Los masones actuales quieren desligar la palabra “rito” del significado con connotaciones negativas que la sociedad tenía años atrás. Así, en la página web de la Masonería hacen hincapié en que la palabra rito no debe asociarse a lo oculto o misterioso. Sobre este asunto hacen un paralelismo con el protocolo y ceremonial de los actos oficiales y no oficiales como puedan ser ceremonias universitarias o fiestas tradicionales, llamándolos también ritos. Lo definen de la siguiente manera: “Cualquier situación personal o colectiva, que se repite sin apenas modificaciones y siguiendo una estructura predefinida, es un rito.” La palabra rito tiene acepciones diferentes según se escriba con mayúscula o minúscula. Si se escribe con mayúscula se refiere a una rama específica de la francmasonería y si es con minúscula son las diferentes ceremonias de iniciación.
El número de grados varía según los Ritos. Cada grado tiene diferente rito de iniciación, juramento o símbolos. 

El sacerdote e historiador jesuita, José A. Ferrer Benimelli, uno de los mayores expertos en masonería, escribe en el blog El Masón sobre la edad necesaria para poder incorporarse en la masonería: “Para poder ingresar en la masonería hace falta tener una determinada edad. Sin embargo la edad se entiende en la masonería de dos maneras. La primera, es la edad de admisión. La regla es que nadie puede ser recibido masón antes de haber alcanzado la 'edad de hombre', exigencia que actualmente se interpreta como la edad de mayoría civil, que varía según los países: 21 años, 18 años, etc. La dispensa de edad puede ser concedida por el Gran Maestre, aunque es raramente otorgada, a no ser que se trate de hijos de masones. La segunda, es la edad simbólica. En algunos Ritos, especialmente en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, corresponde una edad a cada grado”

Los símbolos masones más significativos son:
  • El mandil: delantal similar al que usaban los albañiles cuando trabajaban
  • El compás y la escuadra: Lleva un “G” en su centro que significa “Gran Arquitecto del Universo”
  • El ojo omnividente: representa el conocimiento
  • La llana: herramienta del albañil para la construcción
  • La Colmena: simboliza la ayuda mutua entre los masones.

Han  pertenecido a la masonería personas de todos los sectores de la sociedad como: George Washington, Benjamín Franklin, Eduardo VII (rey de Inglaterra), Harry Tuman, Salvador Allende o el astronauta Edwin Aldrin. Es cierto que llama la atención el gran número de políticos importantes que fueron masones. En España la mayor parte de los presidentes de la I y II República, dicen que pertenecieron a la masonería.

Fernando Fernández