Google+ Followers

miércoles, 1 de marzo de 2017

Proyecto Serpo: ¿hemos organizado un intercambio galáctico?

Una de las obsesiones más grandes de la humanidad es conocer la existencia o no de otras sociedades inteligentes en el universo en el que estamos destinados a vivir. Aunque miles de personas afirman que existen pruebas contundentes de la existencia de otras razas y que éstas nos han visitado en repetidas ocasiones, ciertamente la existencia de otras sociedades está lejos de haber sido probada, al menos para la mayor parte de la población...





En el año 2005, una fuente anónima envió una serie de mensajes de correo electrónico a un grupo de discusión OVNI liderado por el ex empleado del gobierno estadounidense Víctor Martínez. Los correos electrónicos detallan la existencia de un programa de intercambio entre el gobierno estadounidense y los Ebens, seres extraterrestres de Serpo, un planeta del sistema estelar Zeta Reticuli. El programa fue llamado el Proyecto Serpo. La fuente se identificó como un empleado jubilado del gobierno, alegando que había participado en un programa especial.

Los orígenes del programa se hallaban con las dos caídas de OVNIs en Nuevo México en 1947, el famoso incidente de Roswell y el otro en Corona. Una nave extraterrestre se habría estrellado en Roswell en julio de 1947 y habría sido rápidamente aislada y analizada por el gobierno de los Estados Unidos sin permitir la injerencia de ninguna persona que no fuera de los servicios secretos y militares del país. Uno de los seres que venía en aquella nave no sólo sobrevivió al impacto, sino que vivió 5 años en medio de los seres humanos aprendiendo en el proceso el idioma inglés y enseñando, parcialmente, su propia lengua. Pese a las barreras idiomáticas los miembros de la Inteligencia norteamericana habrían sido capaces de comunicarse antes de la muerte del ser con miembros de su propia raza en el Planeta Serpo, ubicado a unos 40 años luz de la tierra aproximadamente en el sistema Zeta Reticuli .

De acuerdo con la historia, doce miembros de la Inteligencia Norteamericana fueron entrenados para poder sobrevivir en las condiciones de aquel planeta y se enviaron como emisarios a recolectar toda la información posible con respecto a sus características y las de su raza. Análogamente, un equipo equivalente vino a la tierra a realizar un análisis semejante. Las relaciones “oficiales” entre los dos planetas habrían comenzado en abril de 1964 cuando una nave extraterrestre habría aterrizado cerca de Alamogordo, en Nuevo México. Sería apenas un año después cuando éstos retornaran a su planeta acompañados del equipo terrícola.

De acuerdo con las fuentes, el planeta sería algo más pequeño que la tierra, con una atmósfera de composición semejante y altísimos niveles de radiación que obligaron a los miembros del equipo a permanecer cubiertos de manera permanente so pena de sufrir graves daños en su piel. La raza era muy poco numerosa: poco más de 650.000 “serpanos” vivían en diversas comunidades autónomas que confluían en una gran ciudad. El viaje a Serpo, situado a 37 años luz de la Tierra, tomó sólo nueve meses a bordo de la nave alienígena.

Serpo orbitaba alrededor de un sistema binario de estrellas y tenía un ambiente similar en composición a la de la Tierra. Poseía dos soles lo cual significaba que eran mayores los niveles de radiación. Solo ocho personas regresaron: dos murieron en la misión y dos decidieron quedarse allí para el resto de sus vidas. Las ocho personas que volvieron a la Tierra habrían muerto en el lapso de una década debido a los altos niveles de radiación que recibieron en aquel planeta. Según la información presente sobre el proyecto, las personas se habrían visto en problemas por las altas temperaturas de aquel planeta así como por la duración del día, de 23 horas terrestres. La comida también había sido un inconveniente ya que las reservas que llevaban únicamente duraron dos años y la misión duraría trece. Lamentablemente, no presentan descripciones de la comida en aquel planeta.

La raza serpana estaba tremendamente organizada y realizaba todas sus actividades con base en un calendario basado en un calendario basado en los dos soles. Sin embargo, parecían tener problemas a la hora de concebir: los niños eran extremadamente raros y fue lo único que tuvieron prohibido fotografiar.

A su regreso a la Tierra, los restantes ocho miembros de la expedición fueron puestos en cuarentena durante un año. Durante este período fueron interrogados y el reporte completo acumuló alrededor de 3.000 páginas. Todos los miembros de la expedición, ya han muerto a causa de diversas complicaciones debido a la exposición a la radiación. El destino de las dos personas que optaron por permanecer en Serpo es desconocida. Los Ebens no han contactado con la Tierra desde 1985.

La autenticidad de este relato ha sido tema de debate desde que salió a la superficie. Sin embargo, es uno de los casos extraterrestre más interesante que hay.



Debate sobre la veracidad del proyecto

Muchos ufólogos sospechan que el hombre que suministro esta información es Richard C. Doty, un agente y ufólogo de la Fuerza Aérea. Si la información contenida en ese documento secreto es correcta, entonces ¿puede ser que los seres humanos ya hayan visitado otro planeta? ¿El Proyecto Serpo es real? Si, en cierta manera, bajo el control del presidente Lyndon B. Johnson, El Proyecto Serpo fue un programa para intentar comunicarse con vida alienígena, llevado a cabo para recibir y enviar información sobre el universo... Bajo este pretexto, el Proyecto Serpo no fue nada especial y tal vez paso un poco desapercibido en esa época.

No es de extrañar, las agencias del gobierno de Estados Unidos y espaciales han estado tratando de ponerse en contacto con vida extraterrestre…la Placa de la Pioneer, los discos de oro de la Voyager y el Instituto SETI son sólo algunas de las maneras en que hemos tratado de comunicarnos con inteligencia extraterrestre a lo largo de las décadas.

El Proyecto Serpo parece haber sido particularmente polémico ya que incluso algunos ufólogos lo consideran una farsa creada por el gobierno para deslegitimar la investigación sobre el Incidente de Roswell, algo que la mayor parte considera, cuanto menos, un suceso sospechoso.

¿Pero qué pasa con el informe del gobierno de 3,000 páginas, que documenta el accidente de Roswell de 1947, y tiene una relación detallada de los intercambios extraterrestres entre la Tierra y un planeta lejano?. Si esto es cierto, entonces los humanos ya se han puesto en contacto con las alienígenas y, aunque creemos que esto puede llegar a ser falso por las imposibilidades tecnológicas, es altamente probable que el ejército de Los Estados Unidos haya extendido estos rumores para cubrir otros programas extraterrestres secretos.

**

Licencia de Creative Commons
Loshotros se distribuye bajo una licencia de Creative Commons España.