Experto en Ovnis muerto en extrañas circunstancias

Para Max Spiers – teórico de la conspiración británica y teórico OVNI – el mundo era un lugar gobernado por fuerzas extraterrestres nefastas que controlan a las masas irreflexivas.






Para algunos, los vídeos de YouTube de Spiers eran luminosos, convincentes e incisivos, una luz brillante en las grietas que de otro modo no existen – y que revelan los diabólicos planes del poder global. Para otros, sus artículos acerca de los programas de mejoramiento del gobierno, el control mental y alianzas políticas nazis extraterrestres sonaban como las sobras que quedan en el suelo de la sala de escritores de «X-Files».

Sin embargo, uno de sus últimos textos, a los 39 años de edad, que envió a su madre coinciden con un hecho trágico que nadie se esperaba. Spiers escribió a su madre en junio: Tu chico está en problemas. Si algo me pasa, investiga.” Días después, según informa el Telegraph, Spiers fue encontrado muerto en Varsovia, desatando una ola de sospechas entre los investigadores OVNI que han inundado a través de mensajes y en YouTube con teorías sobre su muerte como repentina e inesperada.

En una entrevista publicada en YouTube, Vanessa Bates, la madre de Spiers, dijo que su hijo se estaba convirtiendo en un destacado teórico de la conspiración y había sido invitado a hablar en una próxima conferencia en Polonia. Siempre tuvo un interés en la mística”, dijo, recordando la infancia de su hijo. “Pero creo que Max había estado cavando en algunos lugares oscuros – y temo que alguien lo quería muerto.” Bates dijo que su hijo estaba «en buen estado de salud» y el certificado de defunción de las autoridades polacas, según afirma Spiers, murió de causas naturales, aunque no se realizó ninguna autopsia.  Varios días después de la entrevista, Metro informó que la autopsia se llevaría a cabo una vez que el cuerpo de Spiers fuera devuelto a Inglaterra. Los resultados, sin embargo, no estarían disponibles durante varios meses, dijeron las autoridades. «Todos queremos respuestas a esto y voy a seguir luchando para llegar a la verdad» alegaba Vanessa Bates. 

Algunos, como blogger OVNI como Craig Hewlett, han denunciado que Spiers fue asesinado. Otros han llamado a un mayor escrutinio de las autoridades médicas. «Si no fuera cierto lo que él hablaba en sus vídeos y artículos, ¿por qué iban a matarlo?», dijo Hewlett a Metro. «Las personas sanas no sólo se enferman y mueren, se envenenan.» Nigel Watson, autor del «Manual de Investigaciones OVNI», dijo a Metro que si los investigadores de Ovnis están siendo asesinados, es probable que haya una organización detrás de las muertes. «Se relaciona con el concepto de Hombres de Negro -MIB-, que son o bien extraterrestres con disfraces o Agentes humanos gubernamentales, que prohíben a cualquier precio que los testigos OVNI hagan públicos sus avistamientos», dijo Watson.

«Los MIB en general intimidan verbalmente a la gente, pero parece lógico que puedan llegar a la violencia y al asesinato cuando sea necesario». A medida que brotan los teóricos de la conspiración, el experto británico OVNI Nick Pope, que alguna vez investigó Ovnis para una agencia gubernamental, ofreció una visión alternativa. En Twitter, Pope calificó la muerte de Spiers «una tragedia», pero se negó a respaldar la idea de que cualquier gobierno está detrás de esto.



Nuevas informaciones acerca de su misteriosa muerte, detallan que Spiers habría vomitado una gran cantidad de un líquido negro no identificado, justo antes de morir; tal como informa The Sun. Días antes de confirmar este fatal evento, Max Spiers, de Canterbury, se encontraba sin dar respuesta durante un viaje que realizó a Polonia; donde se cree que iba a exponer un gran encubrimiento OVNI. 

Días después, las autoridades polacas afirmaron que Spiers, de 39 años de edad, y que gozaba de una perfecta salud, habría muerto de causas naturales. Sin embargo, su familia ha declarado que están convencidos de que fue asesinado por un culto satánico. Retomando el envío del mensaje de texto a su madre pocos días antes de morir, diciéndole que se asegurara de que hubiera una investigación si le sucedía algo y añadiendo que Max Spiers expulsó dos litros de un misterioso líquido negro justo antes de que falleciera, todo indica que su asesinato fuera posible.

Esta versión quedó corroborada en la Corte de Coroner de Canterbury tras las investigaciones de la forense Caroline O'Donnell.

Fuente