El gobierno alemán insta a sus ciudadanos a abastecerse con provisiones en caso de atentado

El Gobierno alemán se plantea recomendar a sus ciudadanos que almacenen comida y agua en caso de ataque terrorista o catástrofe, en una medida de emergencia inédita desde el final de la Guerra Fría, según ha informado el diario 'Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung' este domingo.






Alemania se encuentra en estado de alerta después de dos atentados islamistas y el asalto a tiros efectuado por un adolescente a principios de mes. A tal efecto, Berlín anunció a principios de mes una serie de medidas de gasto adicional en sus fuerzas de seguridad y la creación de una unidad especial contra el crimen informático y el terrorismo.

Sin embargo, el Gobierno se plantea ahora introducir el llamado "Concepto para la Defensa Civil" por el que se instará a la población a "acumular comida y agua para sobrevivir durante diez días", según el documento de Interior recogido por el diario, a partir de una idea concebida por un comité parlamentario hace cuatro años.

Un portavoz de este Ministerio ha confirmado la veracidad del documento y ha añadido que se discutirá el próximo miércoles en el Consejo de Ministros para decidir su aprobación, aunque se espera que el número de días de subsistencia se reduzca a cinco.

"Se pedirá a la gente que se prepare apropiadamente para cualquier evento que pudiera amenazar nuestra existencia y no se pueda descartar categóricamente para un futuro", según el informe, que también recomienda la puesta en marcha de un "sistema de alarma fiable" y reforzar las estructuras de los edificios ante una posible tragedia.

¿Alemania se prepara para el fin del mundo?

Los partidos políticos han criticado duramente estas medidas de protección civil, consideran que solo sirven para crear alarma y fomentar el miedo y pánico entre la población. Unos creen que es “problemático” aunar prevención civil con una posible amenaza terrorista y en escenarios militares; mientras que otros estiman que este plan solo sirve para crear desconcierto entre los ciudadanos.

Este desconcierto ha alimentado las teorías de los ‘preppers’ o ‘survivalists’, como se conoce a aquellas personas que llevan años preparándose para la llegada del fin del mundo. Estos preparacionistas se dieron a conocer con el apocalipsis maya, aunque desde mucho antes llevan llevan años preparándose para el posible fin del mundo, pues creen firmemente que el apocalípsis va a llegar de una u otra forma.

Entre estos ‘survivalists’ existen continuas discusiones sobre el origen del desastre, y no hay un consenso sobre el mismo. Algunos tienen explicaciones religiosas, pero la mayoría carecen por completo de estas. Lo que todos tienen claro es que el fin de la civilización llegará tarde o temprano. Su idea es simple: el fin del mundo está cerca y, cuando llegue, solo sobrevivirán aquellos que estén debidamente preparados.