OTAN, terrorismo legalizado

El 4 de abril de 1949 se firmó en Washington  el tratado del atlántico norte que conformaba la creación de una alianza organizada militar para defender los intereses capitalistas ante el auge del socialismo en el este de Europa...





Anteriormente  varios estados occidentales de  Europa encabezados por Francia formalizaron una relación militar que fuese capaz  de frenar el avance del comunismo en la Europa oriental, pero debido al golpe de estado en Praga y el bloqueo de Berlín de 1949 invitaron con urgencias a Canadá y los EEUU para fortalecer la alianza militar. EEUU debido a su propia constitución tenía ciertas dificultades para aliarse militarmente con ningún estado en tiempo de paz, pero fue el senador Vanderverg quien promovió la votación de la resolución 239, que en 11 de Junio  de 1948 dio luz verde a la unión de Estados Unidos a la Alianza, bajo petición del senado de los Estados unidos.

Desde el año 1952 hasta 1982 que ingresó el estado español después de un dudoso referéndum promovido por el PSOE, varios estados europeos fueron ampliando el grupo de naciones pertenecientes a la estructura militar y a partir de 1999 comenzaron a ingresar  países procedentes del desintegrado bloque comunista. En la actualidad la OTAN está formada por 28 estados,  en su mayoría procedentes del continente europeo aliados con Norteamérica  y Turquía.

La ampliación de la OTAN constituyó un gran negocio para los fabricantes de armas, pues los nuevos estados miembros  se tuvieron que adaptar  a las exigencias militares de la alianza militar y modernizar su armamento, comprándolo en Estados Unidos o en algunos países de Europa Occidental. El gasto militar combinado de todos los países miembros de la OTAN supera el 70% del gasto militar mundial.

La primera intervención militar de la OTAN se realizó en el año 1999 en Yugoslavia contra Serbia, debido a la limpieza étnica que se estaba produciendo en el país balcánico.

Aunque la OTAN fue fundada hace 65 años como una fuerza de seguridad colectiva para la defensa militar de la Europa capitalista, durante todo el tiempo que duró la guerra fría con el bloque comunista llegaron a producir enormes cantidades de armamento capaz de destruir el mundo varias veces.

Después del desmembramiento del bloque soviético, la alianza no tenía razón de existencia, pues la amenaza de una nueva guerra mundial desapareció y la voracidad del capitalismo salvaje estaba asegurado, quedando EEUU como el sheriff del nuevo orden mundial. El dominio abrumador de su potencial militar les elevó a una supremacía armamentística inigualable y el modelo  económico neoliberal se impondría en un mundo que quedaba en las manos de ciertas élites económicas.  Su principal papel  defensivo se convirtió en otro más beligerante y ofensivo, que extendió su mensaje de guerra y amenaza fuera de sus fronteras, frente a otros poderes infinitamente inferiores, que ha producido abusos, desestabilización política, apoyos a dictaduras caciquiles y horrendos  crímenes contra la humanidad.

LA GUERRA DE IRAK


Entre marzo y mayo del 2003 tropas estadounidenses y británicas, con el apoyo de otras naciones aliadas entre ellas el estado español,  invadieron y ocuparon militarmente Irak, sin el consentimiento de las naciones unidas, con la suposición de que tenían armas de destrucción masiva y la excusa de “democratizar” el país.

La ‘democratización’ de Irak ha costado la vida de un millón de iraquíes. Las armas bacteriológicas, nunca fueron encontradas. Sadam Husein fue ejecutado públicamente y el país fue destruido, sin embargo todos estos terribles sucesos plagados de sangre y destrucción no forman parte de ese terrorismo violento que pone en peligro la convivencia y la democracia, porque parece ser que cuando una serie de élites políticas se unieron para aniquilar al tirano en nombre de la “democracia occidental”, los sucesos criminales que fueron cometiendo los vendieron como actos que aseguraban cierta paz para las sociedades occidentales, aunque la realidad del potencial militar Iraquí era tan infinitamente inferior que todas sus teorías se desmoronaron.

Durante la guerra, en Irak murieron cerca de un millón de iraquíes: las mayores bajas de la historia moderna. Una cuarta parte de ellas eran mujeres y niños. Las naciones de la OTAN que acudieron a la destrucción del país utilizaron en su intervención algunas armas prohibidas como el fósforo blanco.

En Libia la intervención de la OTAN produjo más de 20.000 personas entre militares y civiles, y más de 350000 personas refugiadas. En Afganistán las víctimas mortales superaron las 35.000 personas y más de 500.000 personas refugiadas desde la invasión de la alianza atlántica.

ATENTADO YIHADISTA CONTRA CHARLIE HEBDO.


El pasado 7 de enero un atentado yihadista contra el semanario satírico francés  CHARLIE HEBDO, se llevó la vida de una docena de personas. La causa principal de este atentado terrorista de Paris fue debido a ciertas caricaturas del Dios islamista por parte del semanario parisino, que ofendió en exceso a ciertos grupos radicales islamistas y perpetraron un abominable atentado criminal en el territorio galo.

Las horas siguientes al atentado se convirtieron en un sinfín de actos solidarios por los asesinados y reacciones de todo tipo contrarias a los terroristas, con diversas manifestaciones por toda Europa donde diversas ideologías se concentraron para mostrarse contraria a este atentado contra la libertad de expresión. La extrema derecha aprovechó la ocasión para fomentar su intolerancia étnica-religiosa contra el Islam y los gobernantes de la autodenominada civilización de ”derechos democráticos”   también se manifestaron contra lo que ellos consideran una aberración terrorista que pone en peligro los valores occidentales de tolerancia y democracia.

ATAQUE DE LA OTAN EN SIRIA.


El pasado 11 de enero aparecía un artículo en el  Mc clatchyDC de Washington  que denunciaba un ataque aéreo de la coalición liderada por los EEUU podría haber matado a 50 personas civiles, según un testigo y una organización de derechos humanos de la oposición siria.

Los civiles estaban detenidos en una cárcel improvisada en la ciudad de Al Bab, cerca de la frontera con Turquía, cuando el avión disparo un misil  la noche del 28 de diciembre contra el edificio llamado Al saraya.

El U.S. Central Command que no había anunciado previamente el ataque aéreo, lo confirmo el sábado en respuesta a las preguntas de McClatchy ”Aviones de la coalición destruyeron un edificio de la sede ISIL(nombre alternativo para el estado islámico) en Al Bad el 28 de diciembre” dijo el coronel Patrick S. Ryder en un correo electrónico. También  dijo que en  una revisión del ataque aéreo no mostró evidencia de bajas civiles, pero se ofreció a examinar cualquier información adicional, ya que tomamos todas las acusaciones en serio”.

Sin embargo un testigo en Al Bab, que pidió ser llamado Abu Rabi’e por su propia seguridad, dijo que dicha aeronave sobrevoló la ciudad alrededor de las 10 pm esa noche.

“Un rato después, oí el sonido de una explosión masiva. La ciudad entera se sacudió “, dijo el testigo. Después del atentado, “hubo un tiroteo en las calles, y el Estado Islámico utilizo altavoces para anunciar un toque de queda. El sonido de las ambulancias se podía oír toda la noche”. Al día siguiente, descubrió que el edificio Saraya, que la policía del Estado islámico habían convertido en una prisión, fue destruida. También dijo que algunos de los presos muertos habían sido encarcelados poco antes del ataque aéreo por infracciones menores, como el tabaquismo, el uso de pantalones vaqueros o aparecer demasiado tarde para las oraciones religiosas.

Después del atentado, voluntarios de protección civil tuvieron que exigir el acceso al sitio, y estuvieron días para despejar los escombros y sacar a los cuerpos, dijo. Cuando  terminaron su trabajo hicieron entrega de los cuerpos de 50 prisioneros muertos  a sus familias en Al Bab, nueve a las familias en la cercana ciudad de Bza’a, y uno de una familia de Ikhtrin. El Estado Islámico reivindica los 13 cuerpos de sus propios guardias, dijo.

Noticias de víctimas en acciones de la coalición liderada por los Estados Unidos en Siria raramente se filtra fuera de las ciudades como Al Bab, que tiene una población de 150.000 habitantes, debido a que el Estado Islámico ha podido cerrarla con la amenaza de cárcel o incluso matar a los que informan al mundo exterior.

50 personas civiles asesinadas por una organización armada que utiliza diverso material  fabricado para matar y así conseguir sus fines, esto también se podría considerar terrorismo. Aunque sea por el simple hecho de que estos son atentados contra la vida de inocentes civiles. Después de esta matanza ningún dirigente occidental salió a denunciarlo o a condenarlo, simplemente se limitaron a esconder la realidad y si estos actos llegan a salir a la luz pública se dedican a rebajarlos al nivel de “daños colaterales”.

TERRORISMO.


La manipulación interesada de ser terrorista, para los grandes mandatarios occidentales se reduce a ciertos grupos armados de oriente medio, que aunque esa parte del terror es conocida por su bestial inhumanidad, los que nos gobiernan  también utilizan la más cruel bestialidad para conseguir sus objetivos políticos o militares.  El estado español  amplia la definición terrorista al anarquismo o a diversos colectivos que forman la izquierda separatista vasca, que aunque no se cometan atentados, su ideología disidente la siguen considerando como terrorista, utilizando esta metodología antidemocrática para seducir a los sectores más reaccionarios (excesivamente arraigados en el estado español)  con fines electoralistas.

Sin embargo,  la guerra que ha estado llevando  la OTAN en Medio Oriente y Asia Central, que ha destruido países y culturas, desplazando a millones de personas, matando a un número desconocido de civiles  no lo consideran terror. Sino que manipulan los hechos o no salen a la luz pública. Decir todo esto no significa que se pueda justificar de alguna manera la bestialidad del atentado contra la revista Charlie Hedbon o las masacres inhumanas que los yihadistas puedan cometer. Aunque una gran parte de responsabilidad de que todo esto suceda se debe a la política internacional de las democracias occidentales lideradas por EEUU y su apoyo incondicional al estado de Israel en sus matanzas indiscriminadas contra el pueblo palestino.

Pero sí que demuestra la hipocresía interesada de los mandatarios occidentales y la culpabilidad de sus crímenes contra la humanidad, que por un lado no sienten la vergüenza suficiente para hacerse un selfie en Paris a favor de la libertad de expresión y contra el terrorismo, que por el otro lado utilizan la represión contra un disidente político por utilizarla. Sin olvidar su responsabilidad directa del terror que también  viven las poblaciones  en oriente medio, gracias a las atrocidades que cometen las tropas de la OTAN en esta región del mundo.

Aunque el terror nunca será derrotado por la fuerza militar ni de sus estados, tal y como pretenden realizarlo los dirigentes mundiales con sus absurdas decisiones, como tampoco lo será por sus pretensiones de que las  causas se encuentran totalmente descuadradas de sus acciones. Por otra parte, el problema central no es ese “terrorismo” manipulado hasta la saciedad. Es algo entre la estupidez, la hipocresía y la manipulación… y todo viene de arriba hacia abajo.

J.Pozo.
https://cntesnaola.wordpress.com/2015/01/27/otan-terrorismo-legalizado/